Buscar este blog

martes, 8 de marzo de 2016

CARTA A UN ÁNGEL


Hoy quiero compartir con todos vosotros mi entrada más personal pero sobretodo la más difícil de escribir.
He pasado mucho tiempo delante de una hoja en blanco sin saber por dónde empezar y acompañada de un sinfín de lágrimas. 

Agradezco de todo corazón a mis compañeras Silvia y Valeria por dejarme hacer esto.

Esta entrada va para Paula, un ángel en el cielo.


Hace un mes que el caprichoso destino nos arrebató de nuestro lado, de manera inexplicable, a una magnífica persona para convertirla en un precioso ángel que ilumina nuestra oscuridad con su luz.
En este tiempo, ha habido una pregunta que no ha cesado de repetirse en mi cabeza: ¿Por qué?
Una pregunta que jamás obtendrá una respuesta lo suficientemente buena para hacerla creíble.
Pero no quiero ponerme triste, lo que me gustaría es compartir algunos de mis recuerdos con vosotros, esos que atesoro con un inmenso cariño.
Quiero que conozcáis a un ángel, a mi prima Paula Sueiro.



Si me preguntáis que recuerdo de ella os diré que siempre fue una niña llena de alegría, con una vitalidad fuera de serie y con un amor inmenso para todos.
Desde muy pequeñita tuvo un sueño: ser cantante. Sueño por el cual estaba luchando día tras día y sin rendirse. Si había alguna critica, ella no se enfadaba sino que peleaba duro para mejorar y siempre nos sorprendía.
Cada vez que subía un nuevo vídeo cantando a las redes sociales, yo me encerraba en la habitación, ponía los cascos y lo disfrutaba. Os contaré un secreto: aún lo sigo haciendo.

A sus escasos veinte años de vida, era una persona con los pies puestos en la tierra.
Había estudiado mucho para conseguir labrar un futuro y al mismo tiempo aprovechaba cada momento libre para ayudar a los demás participando en actos benéficos.

Creo que puedo asegurar que nunca la vi triste porque si había algo que la caracterizaba era su eterna sonrisa y sus enormes ganas de vivir la vida.

Por eso, quiero que cuando escuchéis hablar de Paula Sueiro, Pau, la recordéis por ser quien y cómo era. Que sean su sonrisa, su carisma y, para quién no hayáis tenido el enorme privilegio de conocerla, por sus canciones y no por ser un número más de una lista negra.


María dejó de beberse las calles una triste tarde de febrero...



Y los SINVERGÜENZAS ya no serán los mismos sin ti...



Paula sigo creyendo que hay cosas por las cuáles uno nunca estará preparado, escribir esto es algo que no debería estar pasando. 
Si la vida fuese justa, hoy abriría el Facebook y vería alguna entrada con una preciosa foto tuya dando los buenos días y hablandonos de todo lo bonito que te quedaba por vivir.

 Pauliña, estés dónde estés, quiero darte las gracias por haber sido cómo eres y por llenarnos a todos de tantos recuerdos hermosos.

Me siento tan agradecida y tan orgullosa de haber podido formar parte de tu vida y por haber tenido una prima como tú.
En el cielo al igual que aqui, no estarás nunca sola, tienes a mis otros ángeles a tu lado
Te quiero tanto...


tu prima, Vanessa

 


25 comentarios:

  1. Precioso, yo tambien como tú tengo a algunas personas muy especial entre ella a mi querido hermano.
    Pero el consuelo que me queda como a ti deveria ser que son Ángeles de Luz que solo pasaron por la tierra para impregnarnos de su liz y su sitio es el en Cielo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Precioso, yo tambien como tú tengo a algunas personas muy especial entre ella a mi querido hermano.
    Pero el consuelo que me queda como a ti deveria ser que son Ángeles de Luz que solo pasaron por la tierra para impregnarnos de su liz y su sitio es el en Cielo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por escribir tan hermoso regalo, estoy segura de que Pau está muy orgullosa de ti en estos momentos y que desde donde está sonríe observandote!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Precioso!!! Qué injusta la vida!! Y que pena más grande!!!

    ResponderEliminar
  5. A vida é moi inxusta si, só nos queda consolar a esos páis, os que esteades cerca, eu por aquí quero expresar a miña admiración por Paula, creo que todos os que vemos Luar a choramos.Sempre estará no meu recordó, Ademáis me dou máis pena por ser única filla, eso dixeron.¡¡¡¡¡¡moitos bicos é ANIMO¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Una entrada muy bonita. Cuando me arrebataron a mi hija no existía el Facebook, y los blogs estaban comenzando. Recibí muchos correos electrónicos de compañeras de Erasmus de mi hija, y de compañeros de colegio, pero jamás vi nada escrito de sus primas y primos. Nunca hicieron un escrito tan bonito. Puede que lo pensaran, pero no lo manifestaron. Paula estará muy orgullosa de ti. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Solo he podido escuchar la mitad de Maria sin ponerme a llorar... Y como sé que en estos momentos sobran las palabras, porque yo hace poco que tengo a mi mayor ángel ahí arriba, solo puedo decirte que ánimo, que te quedes con todos esos recuerdos que tienes, y que sino los olvidamos, nunca mueren del todo.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por escribir tan hermoso regalo, estoy segura de que Pau está muy orgullosa de ti en estos momentos y que desde donde está sonríe observandote!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Vanessa Camafreita8 de marzo de 2016, 21:08

    Gracias de todo corazón a todas las personas que habéis leído esta entrada. Gracias por todas vuestras palabras de consuelo, espero haber estado a la altura de nuestra Pauliña.

    ResponderEliminar
  10. Pau estará súper orgullosa de su prima!!! La describiste tan tan bien.... Gracias mi vida!!! Te adoramos

    ResponderEliminar
  11. Madre mía me he quedado sin palabras, tenía una preciosa voz y un bonito futuro que desgraciamente la vida se encargó de truncar. Solo espero que allá donde este su preciosa voz y esa bonita sonrisa siga iluminándolo todo como imagino que lo hizo en vuestras vidas. A la familia darle mi más sentido pésame y sobre todo toda la fuerza para superar la pérdida. Ninguna palabra ningún consuelo ayuda a superar la pérdida de un ser querido pero además cuando es una corta edad aún te hace valorar más los pequeños detalles y la importancia que a veces damos a las cosas más absurdas. Un fuerte abrazo y un beso para ese Ángel, Pau

    ResponderEliminar
  12. Una carta preciosa, encantada de conocer la luz de Pau, que esté en dónde esté ahora, seguro estará feliz y en paz. Lo siento mucho, tu dolor y tu pena. Sólo me queda mandarte un abrazo grande. No hay palabras para éstas situaciones. Besos

    ResponderEliminar
  13. Unhas bellísimas palabras das que visto todo o q se escribe de Pau era absolutamente merecedora.. Se alguien tivera un reloxio para poder dar marcha atrás e conxelar o tempo..!! Ánimo a seus pais, avós e o resto da familia e amigos. Se os que non tivemos a sorte de coñecela personalmente non nos sae da cabeza non qero nin imaxinar o q estarán sufriendo aqueles q a quixeron. Que orgullo de nena. Biquiños

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    Una entrada preciosa. La verdad sé como te tienes que sentir, pues también tengo ahí arriba algunos ángeles que me cuidan desde lo alto pero que fueron difíciles dejarlos partir, pero que tal y como tú dices nos dejaron hermosos recuerdos que esos siempre quedarán en nosotras. Mucho ánimo guapísima.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos son los que nos dan esa pequeña fuerza para salir adelante en momentos asi.

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Las chicas de los libros © 2010 | By Fancy Art and designs Con la tecnología de Blogger