-->

Buscar este blog

16/7/16

RESEÑA: LOS BROTES DEL GLEN CARRIG Y LA CASA EN EL CONFÍN DE LA TIERRA WILLIAM H HODGSON




Título: “Los botes del Glen Carrig” y “La casa en el confín de la Tierra”
Autor/a: William H. Hodgson
Género: Relatos clásicos TERROR
Saga: 1-2 DE 3





William H. Hodgson – “Los botes del Glen Carrig” y “La casa en el confín de la Tierra”

Hoy venimos con unos relatos clásicos de en torno al año 1907 de William H. Hodgson. “Los botes del Glen Carrig” y “La casa en el confín de la Tierra” son dos títulos que forman parte de la Trilogía del Abismo, junto con “Los piratas fantasmas”. Ésta no es una trilogía al uso, quiero decir, no es una historia continuada pero dividida en tres partes; si no tres historias independientes. El autor lo define de la siguiente manera en la introducción al tercero de ellos: “Este libro puede ser considerado el último de un grupo de tres. El primero se publicó bajo el título de «Los botes del “Glen Carrig”»; el segundo, como «La casa en el confín de la Tierra»; por fin, este tercero, completa lo que, quizá, pueda ser considerado una trilogía; pues, aun cuando los tres difieren mucho en los contenidos, todos ellos coinciden en una determinada forma de tratar unos conceptos elementales.”




“Los botes del Glen Carrig”


En Los botes del «Glen Carrig» (1907), primera novela publicada por Hodgson, cuyo largo subtítulo descriptivo anticipa el estilo dieciochesco de esta narración, relata en forma de diario las desventuras de los supervivientes del barco Glen Carrig, que, tras un naufragio sufrido en los ignotos mares del sur, arriban con los botes salvavidas a una costa desconocida, y más tarde a una isla misteriosa, para descubrir que, lejos de ser refugios seguros, más parecen territorios extraídos del Infierno de Dante...


“La casa en el confín de la Tierra”

A propósito de esta obra, decía Lovecraft: «La casa en el confín de la tierra (1908) -quizá la mejor de todas las obras de Hodgson- trata de un caserón solitario y temido de Irlanda, que constituye el centro de espantosas fuerzas del trasmundo y soporta el asedio de híbridas y blasfemas anormalidades que surgen de secretos abismos inferiores. Los vagabundeos del espíritu del narrador durante ilimitados años-luz del espacio cósmico y kalpas de eternidad y su asistencia a la destrucción final del sistema solar, son algo casi único en la literatura fantástica. Por lo demás, a lo largo de la historia se pone de manifiesto la capacidad del autor para sugerir horrores vagos y emboscados en un escenario natural.» 




Vamos con el primero: Los botes del Glen Carrig.

Esta historia está ambientada en el mar; trata de las aventuras de unos náufragos. Y así definiría más bien esta lectura, como un libro de aventuras más que de terror, aunque aparezcan criaturas un tanto extrañas. Tengo que decir que aunque me suelen atraer bastante los clásicos, por la forma de describir situaciones, diferente vocabulario, etc., este libro no me ha dejado muy buen sabor de boca. Sí es cierto que está perfectamente narrado y que se detallan muy bien ciertos aspectos… Quizá demasiado en mi opinión. Se nota que el autor conoce muy bien el mundo náutico, y para los que nos pilla un poco lejos, en la parte posterior del libro encontramos unos esquemas de la distribución de los barcos, con los nombres de cada parte, y un diccionario para que entendamos la jerga del mar… Pero sinceramente, tener que andar para atrás y para adelante no es muy atractivo, y se me ha hecho bastante denso. Además empecé el libro esperando terror y no es exactamente lo que me he encontrado.

La casa en el confín de la Tierra.

Cuando encontré esta trilogía era este libro en concreto el que estaba buscando. Dos amigos encuentran un libro entre unas ruinas bastante tétricas, y lo que leen en él es el terror vivido por un habitante anterior de la casa que se alzaba de esas ruinas. El comienzo pinta genial, me encanta como se plantea la historia. Cuando los amigos empiezan a leer el diario que han encontrado te encuentras con una intriga muy atractiva, y luego empiezan a llegar los sucesos extraños, con criaturas sobrenaturales que rondan la casa. Un punto en común con el libro anterior es una especie de pozo misterioso, que parece el origen de los problemas. Aun así, hay un giro y el tema se pone bastante… ¿cósmico?, y ahí perdí poco a poco el interés. Se me hizo bastante cuesta arriba la lectura cuando entró en este tema. Si hubiera seguido por los misterios que el protagonista podría haber encontrado en la casa y alrededores hubiera sido mucho más interesante para mí.



De todas formas animo a cualquiera que le guste este tipo de narrativas a echarles un vistazo. Están maravillosamente escritos y siempre está bien leer a los grandes de la historia; a pesar de que estas dos piezas no hayan sido justamente lo que esperaba.





William Hope Hodgson (Essex 1877- Francia 1918), escritor inglés, fue uno de los precursores del terror moderno y la ciencia ficción, y sirvió de inspiración a autores como H.P. Lovecraft.

A los 13 años se enroló en la marina mercante, lo cual le permitió navegar por todo el mundo. Ocho años más tarde decide volver a tierra, cansado del mar y de la mala vida llevada por los marineros. En Inglaterra trabajó como fotógrafo y como profesor de gimnasia en una escuela de Blackburn. Al mismo tiempo comenzó su carrera como escritor, sin mucho éxito aparente.

Su primer trabajo publicado fue el cuento A Tropical Horror (1905). En 1907 saldría Los náufragos de las tinieblas, su primera novela. Posteriormente publicó La casa en el confín de la Tierra (1908), The Ghost Pirates (1909) y El reino de la noche, su obra más extensa, en 1912. También escribió numerosos relatos cortos en diferentes revistas pulps, relatos que serían recogidos en varias antologías.

En la primera guerra mundial, se alistó en el ejército británico y combatió en Francia hasta el día de su muerte, el 17 de abril de 1918, a causa de una granada alemana. Su muerte prematura a la edad de 40 años impidió que el listado de sus obras fuera más extenso.





Ahora solo nos queda despedirnos.
Nos vemos en el la próxima entrada.
Un saludo.

Recordar si os gusta comentar devolvemos comentarios
 y seguir el blog.
   

13 comentarios:

  1. ¡Hola! No me llama mucho la atención pero gracias por vuestra reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No me llama mucho la atención, así que de momento lo dejaré pasar^^
    ¡Un beso y felices lecturas!

    ResponderEliminar
  3. A pesar de tu puntuación yo creo que le voy a echar un vistazo, me llama la atención la temática y el género.

    ¡saludos!

    ResponderEliminar
  4. Primero: Me encantó la portada, esas ediciones son preciosas.
    Me gusta mucho la temática así que le daré un vistazo, finalmente, te recomiendo "El hotel de los horrores" de Wilkie Collins, es un gran escritor y el libro está muy bien balanceado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Aún que yo soy muy aventurera en temas de libros.
    Este no me llama la atención de ninguna manera. ( portada, sinopsis)
    Aun así agradezco la aportación.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena entrada, pero no me termina de llamar la atención!!
    Un besazo
    Nos leemos
    Noa en el baúl de los sueños

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa! Es lo que tienen los clásicos son más profundos y más descriptivos. El segundo lo tengo que leer sí o sí. Gracias por la sinceridad. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa! Es lo que tienen los clásicos son más profundos y más descriptivos. El segundo lo tengo que leer sí o sí. Gracias por la sinceridad. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola bichito, la verdad que no es una novela que me llame mucho la atención. Gracias por la reseña.
    Kisses azules.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapas !!. Fantástica entrada pero no termina de converserme. Besos y nos leemos 💋💋💋💋💋

    Delia--------La Guarida de los amantes.

    ResponderEliminar
  11. Hola chicas! No todas las entradas van a ser de opiniones espléndidas! jejeje, pero pensé que merecía la pena comentarlo con vosotras, y si os animáis que cada una saque sus propias conclusiones, que para gustos se hicieron los colores jejej. Dentro de poco os tendré preparada otra opinión de una novela policíaca que sí, que esta sí que sí ejejeej. Espero veros por aquí! muakk

    ResponderEliminar